Correos bloquea la propaganda electoral de Vox en Pas Vasco y Galicia porque puede «vulnerar derechos fundamentales»


El partido tacha el episodio de «secuestro» y presenta alegaciones ante la Junta Electoral Central para reactivar los envos con su diseo actual

Correos ha bloqueado el envo de la propaganda electoral de Vox en la campaa del Pas Vasco y Galicia aduciendo que el sobre lleva impreso mensajes que vulneran los «derechos fundamentales». En uno de esos envoltorios se califica de «invasin migratoria» la llegada de inmigrantes.

La decisin de si se reanuda el envo o se mantiene suspendido depende ahora de la Junta Electoral Central, a la que Correos denunci el caso por iniciativa propia. El partido de Santigo Abascal present ayer lunes alegaciones sealando que la paralizacin es una medida «absolutamente desproporcionada» que atenta contra sus derechos polticos y reclam que se ordene «urgentemente el envo masivo» de todos sus sobres.

Abascal ha acusado a Correos de haber cometido un «secuestro» y ha responsabilizado de todo esto a su presidente, Juan Manuel Serrano, quien fuera jefe de Gabinete de Pedro Snchez antes de su llegada a La Moncloa. «Actuaremos contra los delincuentes electorales», ha dicho, remarcando que se «reincide» en el «ataque a los derechos polticos» de su formacin en 2015 y que finalmente resolvi a su favor el Tribunal Supremo.

Segn informa Vox, Correos ha invocado un artculo de su Reglamento para negarse a proceder a la distribucin de su propaganda electoral porque en su artculo 16 se prohben los envos postales cuya envoltura contenga textos o dibujos que vulneren los derechos fundamentales

Tanto en Galicia como en el Pas Vasco, los sobres exhiben en la parte frontal un titular de prensa mientras que en la parte trasera Vox replica con un eslogan de carcter electoral. As, por ejemplo, salen temas como la inmigracin, la violencia de gnero, los partidos separatistas o las violaciones.

En el caso del Pas Vasco, en uno de los sobres se puede leer: «Urkullu considera ‘necesaria’ la llegada de inmigrantes para afrontar el reto demogrfico». A lo que Vox responde: «Ante la invasin migratoria hay una alternativa». En otro sobre recoge otro titular: «El Pas Vasco proporciona ideologa de gnero a los futuros maestros». Y Vox replica: «Ante el adoctrinamiento en los colegios hay una alternativa». El tercer modelo de sobre dice: «Las violaciones aumentaron el 37% en Pas Vasco, con un incremento de la delincuencia del 7.8%». Titular que se responde con un «ante la inseguridad ciudadana hay una alternativa».

En el caso de Galicia, el modelo de sobre sigue la misma filosofa aunque es un poco distinto. No hay un solo titular de prensa, sino que en cada envoltorio se presentan cuatro o cinco. El ms polmico es el enfocado contra los independentistas del BNG, en el que se leen mensajes como «Los separatistas del BNG invitaron a un grupo terrorista a su mitin en Santiago» o «Radicales del BNG queman un mueco del Rey en Santiago de Compostela«. A esto y ms Vox replica con este mensaje: «Ante los progres separatistas hay una Espaa que quiere recuperar su futuro».

Otro de los sobres alude a la poltica lingstica de la Xunta de Galicia respecto al gallego. «Feijo cede la poltica lingstica a un defensor de la imposicin del gallego» o «Feijo exige el gallego como requisito obligatorio para ser profesor». Vox califica en el sobre todo esto como una «imposicin lingstica».

En sus alegaciones ante la Junta Electoral Central, Vox defiende que estos sobres «no pueden suponer lesin alguna de derecho fundamental, puesto que todos ellos han sido extrados de publicaciones que ofrecieron los datos basndose en fuentes fidedignas, sin que se tenga noticia de que ninguna persona haya ejercitado accin alguna contra los medios que los publicaron».

En este sentido, Vox avisa de que no entregar los sobres vulnera sus derechos fundamentales y polticos en el acceso en condiciones de igualdad a las funciones y cargos pblicos con los requisitos que sealen las leyes y la Constitucin.

La otra paralizacin que gan Vox

Vox cuenta con un precedente en las elecciones de 2015, cuando la Junta Electoral Central paraliz el envo de su propaganda electoral porque el sobre era una bandera de Espaa. El caso acab de urgencia en el Tribunal Supremo que resolvi primero cautelarmente a favor de Vox y que dos aos despus le dio definitivamente la razn.

La Junta Electoral dictamin en 2015 que la utilizacin de la bandera de Espaa en los sobres era contraria a la ley. Sin embargo, el Tribunal Supremo fall a favor de Vox porque el partido no coloc su nombre «en» la bandera. El Alto Tribunal record en su sentencia que la ley que regula el uso de la bandera prohbe que se publique su imagen junto a siglas de partidos polticos, para que no pueda ser instrumentalizada. Sin embargo, «no impide su uso en cualquier acto electoral».

Todos los partidos polticos consideran de suma importancia el envo de propaganda electoral y de papeletas a los domicilios, pero en su caso Vox ha elevado siempre su relevancia a un plano estratgico. Sus dirigentes consideran que hay muchos votantes que no se atreven a coger la papeleta en los colegios electorales por culpa de la «estigmatizacin». Por lo que ese tipo de personas se pierden si no puedan acudir con la papeleta preparada de casa.

Para Vox esto es an ms marcado en lugares como el Pas Vasco y Galicia, donde el partido ya est sufriendo problemas de acoso para la celebracin de actos electorales o para la bsqueda misma de apoderados. De hecho, tiene una campaa abierta para llevarlos desde otras partes de Espaa.

Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *