Sanidad pública | La Comunidad de Madrid recorta la atención primaria en plena pandemia – El Salto


En medio del creciente temor a posibles rebrotes, el anuncio de medidas que hizo esta semana la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, contrasta con la gestión que la Consejería de Sanidad hace de los Centros de Atención Primaria, muchos de los cuales aun no han abierto desde la pandemia, volverán a cerrar o ya han comenzado con recortes en días y horarios de atención.

Esta situación genera protestas vecinales en diferentes localidades. En los últimos días, en El Escorial y Los Molinos ha habido concentraciones por la reducción de prestaciones sanitarias en un momento en que la cantidad de habitantes crece de manera exponencial —y en especial este año con la búsqueda de un turismo de proximidad— por las segundas residencias y veraneantes.

Este viernes a las 20hs también habrá protestas frente al Ayuntamiento de Alpedrete, donde no solo ya se está aplicando una reducción horaria en la atención presencial, sino que por primera vez en sus 40 años de existencia, el centro de salud de la localidad cerrará sus puertas del 17 de agosto al 4 de septiembre.

“No han contratado el personal necesario para suplir vacaciones, no han hecho nada por retener profesionales y han espantado a los pocos que estaban dispuestos a trabajar en atención primaria”

“El caos en el que tienen sumida a la Atención Primaria (AP) es total, por una negligencia absoluta. No han contratado el personal necesario para suplir vacaciones, no han hecho nada por retener profesionales y han espantado a los pocos que estaban dispuestos a trabajar en ella haciendo que huyeran a los hospitales, a otras comunidades o al extranjero”, denuncia la Plataforma de Centros de Salud de Madrid.

Al respecto, uno de sus integrantes, Joaquín Villena afirma que la Comunidad “se ampara en el hecho de que no hay profesionales”. Este año, luego de los meses de saturación que ha significado la pandemia, diferentes fuentes consultadas coinciden en la necesidad de quienes trabajan en el sistema sanitario de tomar un respiro. “Necesitan olvidar lo que han pasado en estos meses, entonces por más voluntad que pongan hay un punto en que no dan más. Y un descanso porque piensan que si vienen otra vez mal dadas, si hay una segunda oleada, no estarían en condiciones de dar todo lo que pueden”, explica Villena.

Sin embargo, invita a preguntarse ¿por qué no los hay? “Las condiciones que ellos ofrecen no digo que sean tercermundistas, pero casi. ¿Cómo vas a retener a un médico que ha dedicado 10 años de su vida a estudiar o un enfermero que dedica 5 o 6 años de universidad para estar trabajando en la atención primaria, y que luego le llames para contratar en días sueltos? Y que le llames como mucho para trabajar de lunes a viernes y ahorrarte pagarle el fin de semana. Y empiezas el lunes otra vez en otro sitio”, cuestiona.

“El empeño que han puesto en que no hubiese profesionales no se había visto nunca. Este año no es que no haya médicos, es que no hay enfermeros. Hay centros de salud que tenían medio garantizado a un profesional para hacer suplencias, y en cuanto se enteraba la administración ha dicho no, no, no, te damos seis meses en el hospital. En mi centro de salud ha pasado eso”, denuncia.

Recortes en más de 30 centros

En un comunicado, la Plataforma pone como ejemplo la situación que se vive en Getafe, donde de los ocho Centros de Salud, tres continuarán con sus dos turnos habituales de 8 a 15 horas y de 14 a 21 horas, dos cerrarán a las 18 horas y uno continuará funcionando únicamente hasta las 15hs, con el turno de tarde suprimido desde hace cuatro meses. Y los otros dos serán centros de referencia para urgencias a partir de las 18 horas para cinco centros de salud (los tres que cerrarán antes de su hora habitual y para ellos mismos). “Y todo esto con el Servicio de Urgencia de Atención Primaria (UAP) de Getafe, también cerrado desde marzo, al igual que el resto de los de la Comunidad: no hay atención sanitaria nocturna, ni de fines de semana o festivos”, destacan.

Según informan, la Comunidad de Madrid destina a la atención primaria el 11,5% del gasto sanitario total, lo que representa un 0,41% del PIB regional. “Una indecencia. Destinar 1.274€ per cápita en la salud de un madrileño, cuando hasta cuatro comunidades con menor PIB le dedican más de mil seiscientos euros e incluso una, considera adecuado invertir en sanidad pública 1.573€ por conciudadano, ni sostiene un servicio sanitario público, ni es equitativo ni igualitario”, afirman.

Son muchos los centros de salud o consultorios que tienen cerrada o cerrarán la atención en turno tarde y, en algunos casos, la Consejería de Sanidad ha renunciado a la atención presencial

Son muchos los centros de salud o consultorios que tienen cerrada o cerrarán la atención en turno tarde. Es el caso del CS Las Matas (Las Rozas), Cercedilla, Miraflores de la Sierra, Valdemorillo, CS Castilla la Nueva (Fuenlabrada), Sevilla La Nueva, Consultorio Villalba o el CS Vírgen del Cortijo, en Madrid, entre otros.

En algunos casos la Consejería de Sanidad ha renunciado a la atención presencial. La opción de valoración telefónica para posterior posible derivación se aplica ya en el CS Parque Miraflores (Fuenlabrada), Navalafuente, Cotos de Monterrey (Venturada), Redueña, La Poveda (Arganda del Rey), Mingorrubio (Madrid), o Sieteiglesias y Navas de Buitrago, ambos en la localidad de Lozouela.

Sobre esta modalidad, Villena advierte que “impide la accesibilidad de la población a los recursos sanitarios, sobre todo a las personas mayores que no tienen medios informáticos, ni saben manejar los teléfonos, justo las personas más vulnerables” y profundiza en una visión no menos importante. “Nadie se ha planteado los aspectos legales de protección de datos, porque yo como enfermero cuando llamo a un domicilio no sé si es la persona que creo que estoy llamando o no. No sé si alguien está a su lado oyendo una conversación con datos confidenciales. No sé si estoy llamando a una mujer que es víctima de violencia de género y el maltratador está al lado. En eso nadie ha pensado, es curioso, ni los profesionales ni la administración. Eso es muy grave”.

Para Villena está claro. “La situación es provocada, no han puesto ningún medio de los que podían tener a su alcance previendo lo que podía suceder. O no les importa nada o es lo que buscaban. Han decidido abandonar toda cuestión preventiva y no porque no se les estuviera avisando, no desde la pandemia sino desde mucho antes, que la situación era muy precaria, que esto algún día iba a reventar y, efectivamente, es lo que está pasando”, asegura.

Un tercer grupo de Centros de Salud abrirán en días discontinuos. Entre ellos los ya citados de Los Molinos, Los Arroyos (El Escorial) y Navacerrada. Y los de Pozuelo del Rey y Valverde de Alcalá.

“El gobierno de la comunidad de Madrid y otros, de siempre han apostado más por la atención especializada porque viste más. Poder decir que han inaugurado un aparato de estos Da Vinci que te hace diagnósticos y tal y cual, en la prensa viste mucho, y las cuestiones de prevención son acciones de enorme eficiencia, pero no se traduce en que la gente las vea. Te puedes hinchar a hacer acciones preventivas, pero de cara a la población incluso, pueden llegar a pensar que no estás haciendo nada”, reflexiona y concluye que “la administración en realidad lo que está buscando es desprestigiar la atención primaria para pasarla por la guillotina, eso es lo que estamos percibiendo todos los profesionales de la sanidad. Es algo que ya intentaron y se lo frenamos, ahora vuelven por más”.

Con la sierra de Madrid que ha colgado el cartel de completo desde hace un mes, con muchas vecinas y vecinos madrileños que por la crisis sanitaria y la depauperada situación económica no tendrán posibilidad de irse de vacaciones, los recortes en días y horarios de atención, y los cierres de algunos centros no parecen la mejor estrategia preventiva frente a un posible aumento en los contagios.



Source link

Deja una respuesta