Todo est en Delibes | Espaa


Imagen de la estatua de Miguel Delibes, inaugurada en Valladolid.

Imagen de la estatua de Miguel Delibes, inaugurada en Valladolid.
EFE

A los hijos de vallisoletanos nos educan en la veneracin al lechazo, a las sopas de ajo, al vino y a Miguel Delibes. Tambin en la fidelidad al Pucela y en la resistencia al fro. Nazcamos donde hayamos nacido. Si, como yo, sucedi en un pueblo de Alicante, notas algo los contrastes. Especialmente en la infancia, cuando, por ejemplo, la ilusin te desborda al paso del Rey Baltasar por el Paseo de Zorrilla mientras los dedos se te amoratan bajo la cencellada y un saban corona tu oreja. Slo te

Para seguir leyendo, hazte Premium

Ya eres Premium? Inicia sesin

Mensual

 


y despus 7,99 €


Anual

4 meses gratis

Gratis 1 año de Legálitas Estándar (valorado en 240€)


Conforme a los criterios de

The Trust Project

Saber más





Source link